Archivo de la etiqueta: sexo

Mayores de 45 años creen saber todo sobre sexo

La mayoría de los estadounidenses de la generación de la posguerra creen que saben casi todo lo que se puede saber sobre sexo y las mujeres confían más que los hombres en sus propios conocimientos, dijo una encuesta de The Associated Press-LifeGoesStrong.com.

Entre las personas de 45 a 65 años, 59% de las mujeres creen que saben todo sobre sexo, mientras que sólo 48% de los hombres comparten ese nivel de confianza.

”No creo que nadie en el mundo sepa todo lo que se puede saber sobre sexo”, comentó Debby Herbenick, del Centro para Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana.

”Las mujeres históricamente tienen más recursos” para aprender de sexo, manifestó Jennifer Bass, directora de comunicaciones del Instituto Kinsey para el Sexo, el Género y la Reproducción.

Las mujeres hablan sobre sexo con sus amistades más que los hombres y es más probable que acudan a un terapeuta o consejero, apuntó Herbenick.

Pero, ¿por qué la gente cree que sabe todo lo que hay que saber?
”¿Significa que el sexo no es tan interesante como solía serlo o es una falta de interés?”, pregunta Herbenick. ”¿Han perdido el optimismo sobre el futuro de su vida sexual?”

La encuesta también descubrió que 48% de los hombres de entre 45 y 55 años se quejan de que sus parejas no quieren tener sexo tan seguido como ellos, mientras que sólo 13% de las mujeres sienten la misma insatisfacción.

”Los hombres suelen tener un mayor ímpetu sexual”, dijo Herbenick, pero señaló que las mujeres de esa edad entran en la menopausia, lo que puede tener un fuerte impacto en su vida sexual al causarles bochornos y cansancio.

En general, 28% de los hombres y 21% de las mujeres de la generación de posguerra dijeron en la encuesta estar insatisfechos con su vida sexual.

También, 72% de los hombres y 48% de las mujeres dijeron que han tenido fantasías acerca de tener sexo con alguien que no es su pareja actual.
Knowledge Networks, de Menlo Park, California, realizó la encuesta del 1 al 10 de octubre para AP-LifeGoesStrong.com. Se condujo mediante entrevistas por internet con 945 adultos de 45 a 65 años, así como entrevistas personales con 587 adultos de otros grupos de edad.

La encuesta tiene un margen de error de 3,5% para todos los adultos y de 3,9% para adultos de entre 45 y 65 años.

Anuncios

Mi esposo tiene VIH, pero yo aún estoy sana

Cuando Pedro le confesó a Mónica su secreto, no hubo reclamos ni abandono. Ella decidió seguir como su pareja pero con una gran precaución: siempre utilizar condón en sus relaciones sexuales. No podía exponerse al Virus de Inmunodeficiencia Humana que él había adquirido 11 años atrás.

Un descuido en su actividad sexual la dejó embarazada. El miedo llegó. Pedro ya había vivido la muerte de su ex esposa por sida. A Mónica le aconsejaban abortar de inmediato con el argumento de que esos niños duraban vivos sólo meses. Mónica se echó a cuestas todo el valor para hacerse la prueba de sangre y saber qué le esperaba.

Los resultados la animaron. Hoy tiene siete meses de gestación, pero ni ella ni la bebé (el martes supo que es niña) están infectados. La explicación de su salud es multifactorial y depende de la genética, del sistema inmune y de la capacidad del virus para replicarse.

Para que Mónica y la bebé no resultaran infectados tuvo que intervenir alguno de esos tres factores o incluso los tres. Sin embargo, hasta hoy la ciencia no ha podido determinar en qué medida participa cada uno de ellos para no infectarse a pesar de las situaciones de riesgo durante las relaciones sexuales.

Nuevas investigaciones

Para investigar qué sucede en México, en el Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas (CIENI), dependiente del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), recién se ha formado un grupo de 50 personas con VIH que tienen parejas que no han sido infectadas. A estas parejas se les llama “cero discordantes”.

“El instituto interna cada año a 250 enfermos de VIH. Entre nuestros pacientes hemos reunido un grupo de 50 personas que no han infectado a sus parejas. Apenas estamos haciendo estudios para saber por qué razón no se han infectado. Confiamos que en los próximos años puedan identificarse los factores de manera más clara”, dice Gustavo Reyes Terán, jefe del Departamento del INER y director del CIENI.

En las parejas “cero discordantes” reunidas por el INER predominan casos en los que la mujer no se ha infectado.

Las investigaciones respecto a estas parejas tiene antecedentes importantes realizados por el doctor estadounidense Rodney Hoff, quien antes de 1994 registró en sus grupos de estudio a una pareja de hombres, uno infectado y el otro no. Entonces ya se sabía que para que una persona desarrollara la infección el virus se alojaba en la molécula llamada CD4.

No obstante, una aportación reveladora de esos años dio un vuelco a las investigaciones en el mundo: para que el VIH se contagiara era necesaria la presencia de un receptor llamado CCR5. Ese descubrimiento provocó llevar a cabo estudios en parejas no infectadas para saber las condiciones de esta nueva variable.

Los especialistas encontraron que muchas personas no infectadas, pero expuestas al virus, tenían un defecto genético que no dejaba expresar bien al CCR5, lo que provocaba que no se pudiera establecer el VIH.

De acuerdo con Santiago Ávila, investigador del CIENI, la expresión de CCR5 por defecto genético es muy rara en México. “No hemos encontrado casos de personas expuestas no infectadas con dichas características, por lo que debemos avanzar en la investigación para explicar otras variables. Cierto es que cada caso tendrá su explicación particular”, dice el especialista.

Los números

Las investigaciones señalan que la transmisión del VIH en coito vaginal de un hombre heterosexual infectado a mujer sana alcanza un promedio de 0.5%. No obstante, la mezcla de factores determinará la probabilidad de contagio, pues incluso las infecciones vaginales pueden ser propicias para desarrollar VIH.

De acuerdo con Censida (Centro Nacional para la Prevención y Control de VIH-Sida), en México la prevalencia de infección en hombres alcanza 0.5%, mientras que en mujeres va de 0.08% a 0.1%, lo que significa que la probabilidad de encontrar a una mujer infectada oscila entre 8 por 10 mil o una por mil.

Desde hace años se sabe, por ejemplo, que sólo 25% de las esposas de personas con hemofilia (enfermedad genética que dificulta la coagulación de la sangre y que se caracteriza por hemorragias internas o externas) e infectadas también con VIH se contagiaban con el virus.

“Un joven gay que quiere tener con un trabajador sexual sexo anal receptivo sin condón, tiene un mayor riesgo, pues de inicio, la prevalecía del VIH entre los trabajadores sexuales homosexuales es de 11% con una probabilidad de transmisión de 2%”, explica el director general de Censida, José Antonio Izazola.

La realidad

Según Censida, no existe una persona totalmente inmune al VIH. “La exposición, así como los factores de inmunidad, virulencia y genética, intervienen para el desarrollo de la infección al primer contacto. Lo cierto es, que siempre existe la probabilidad”.

Un estudio de hace 10 años en trabajadoras sexuales multiexpuestas al virus en Sudáfrica, Nairobi y Uganda dio resultados negativos a la infección. Pero un seguimiento de la comunidad comprobó que luego se infectaron.

Cuando el VIH se establece en el organismo y no se inicia un tratamiento, pasan 10 o 12 años para que, en cerca de 85% de los casos, la persona fallezca.

Pedro está medicado desde hace 12 años. Por ello, ahora resulta indetectable la carga viral (o cantidad de virus) en su sangre; según los especialistas, eso contribuyó a que Mónica no se contagiara.

Mónica comparte con Pedro la felicidad de la llegada de una niña que nacerá por cesárea, pero también una vida con el riesgo latente, aunque mínimo, de infectarse. “Amo a mi esposo, me aceptó con mis dos hijos de mi anterior relación; ellos le llaman papá. Sí, tengo miedo a quedar infectada pero algún día me tocará morir, ¿no?”, dice Mónica.

Tienen sexo más estudiantes

Actualmente, en la Ciudad hay más estudiantes de educación superior que mantienen una vida sexual activa. De éstos, uno de cada diez lo hace sin utilizar ningún método anticonceptivo y sin protección contra infecciones de transmisión sexual (ITS), revela una encuesta de REFORMA.

El 59 por ciento de los estudiantes entrevistados en 2009 afirmó tener una vida sexual activa, mientras que en 2003 el porcentaje era de 46 por ciento.

En este mismo periodo, la proporción de los alumnos sexualmente activos que no se protege se ha mantenido en 11 por ciento.

“Procuro no tener relaciones con cualquier persona y usar condón como protección”, dice José Sánchez, egresado de la carrera de Informática Administrativa de la Universidad Tecnológica de México.

Rafael Gil, alumno de Finanzas del Tec de Monterrey campus Ciudad de México, afirma que lo importante es evitar riesgos.

“Me rodeo de personas que se preocupan por su salud y que no pasan por alto que son vulnerables a infectarse”, comenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que al año hay 340 millones de casos nuevos de ITS en el mundo y, de ellos, dos terceras partes se da en menores de 25 años.

Entre las ITS que tienen mayor incidencia en la población juvenil mexicana destaca el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), ya que, de acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), en 2009 se diagnosticaron 868 casos en hombres de entre 15 y 29 años, infectados por transmisión sexual, y 239 mujeres del mismo rango de edad.

Esta dependencia informa que otras ITS con mayor presencia entre jóvenes de 15 a 24 años son el Virus de Papiloma Humano (VPH), que en 2008 alcanzó 697 casos sólo en el Ciudad de México, y la tricomoniasis urogenital, que registró 404 casos en el mismo año.

Si bien ha existido apertura en los últimos años, los jóvenes comentan que estos temas siguen siendo difíciles de abordar en familia y, en algunas ocasiones, con la pareja y amigos.

“No se habla tan abiertamente, igual con tus amigos cercanos o con tu pareja, si hay mucha comunicación, porque incluso con ella puede ser algo tabú” comenta Ileana, estudiante de Filosofía de la UNAM.

“Para cuidarme, si es una pareja estable, usamos el preservativo masculino, el DIU y visitas al ginecólogo, pero si es una pareja ocasional, sólo el preservativo”.

Emilio Herrera, director de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA (Censida), sostiene que, según la OMS, las ITS son la principal causa de infertilidad y representan hasta 40 por ciento de las hospitalizaciones por causas ginecológicas.

“Las ITS son toda aquella entidad que no necesariamente da una manifestación clínica, que va a estar ligada con el área genital y puede ser generada por bacterias, hongos, parásitos o virus”, explica Leticia de Anda, académica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Apoyo Familiar

Confianza y, sobre todo comunicación, son los elementos que requieren los padres para hablar con sus hijos sobre infecciones de transmisión sexual.

“Como es un tema delicado, tenemos que ser abiertos con los hijos, pues necesitan estar enterados de lo que conlleva tener algún tipo de relación sexual sin protección”, indica Leticia Hernández Govela, coordinadora general del Grupo Papás Tec del Instituto Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe.

“Nadie mejor que los padres para orientarlos sobre cómo se pueden cuidar, tanto por su propia seguridad, como la de su pareja”.

Aunque a últimas fechas el tema de las relaciones sexuales se aborda de manera más abierta, Hernández Govela comenta que todavía existen algunas limitantes en la materia.
“No es tan fácil, pues habemos padres a los que nos cuesta mucho trabajo tocar dichos temas, pero tenemos que abrirnos y tratarlos de la manera normal”.

Una de las funciones del Grupo Papás Tec es organizar talleres sobre educación sexual en la familia y cómo mejorar la comunicación con los hijos.

“Los cursos que nos dan nos ha permitido reflexionar para ser más abiertos con un tema delicado como es el de las ITS”, comenta la vocera del Tec.

¿Por qué los jóvenes no se cuidan?

Paulina Millán, directora de Investigación del Instituto Mexicano de Sexología, afirma que la negativa a usar métodos anticonceptivos y de prevención de ITS no se debe a falta de información, sino a una escasa habilidad de negociación con la pareja.

“No tiene que ver con falta de conocimiento: todos saben ponerse un condón, pero tienen muy poca capacidad de negociación, es decir, les falta la interiorización de la responsabilidad que requiere ponerse un condón”, indica.

“Además, aún está muy introyectada la cuestión de género en México: las mujeres todavía seguimos creyendo que el condón es de los hombres, que pedirlo o traerlo es como decir que eres una mujer fácil”.

Por su parte, Carlos García de León, director de Prevención y Participación Social de Censida, afirma que otro aspecto de vulnerabilidad en los jóvenes es la percepción de riesgos, pues piensan que a ellos no les va a suceder nada malo, lo que es más marcado en los hombres.

“La educación de la masculinidad tiene una serie de atribuciones que exige ciertos comportamientos, como múltiples parejas, lo cual suele ser aplaudido por los demás, y una valoración positiva del riesgo:’arriésguese para que sea hombre’, eso incluye desde manejar rápido hasta tener relaciones sexuales desprotegidas”, comenta.

“Otras situaciones que modifican las conductas de los jóvenes, en general, son las emotivas, cuando están enamorados piensan ‘¿cómo me va a hacer daño la persona a la que amo?'”.

A esto, agrega, se suman el estigma y la discriminación con énfasis en la homofobia, lo que puede alejar a los jóvenes que hayan tenido alguna situación de riesgo de los servicios de salud.

“Un joven heterosexual que quiere ir a uno de estos centros no fácilmente entra a atenderse una infección, para que no se confunda con portador de VIH o con un homosexual”, afirma García de León.

Otras enfermedades de cuidado

Leticia de Anda, académica de la UNAM, advierte que hay otras dos entidades que, aunque no son propiamente ITS, la Norma Oficial Mexicana para la Prevención y Control de las Infecciones de Transmisión Sexual las considera dentro del grupo, éstas son la vaginosis bacteriana y la candidiasis urogenital.

“La vaginosis bacteriana es un desequilibrio de la flora, es decir, disminuyen las bacterias (los lactobacilos) que nos protegen y ayudan a que la vagina tenga un PH muy ácido. Entonces se generan bacterias anaerobias que producen una secreción blanquecina, grisácea y de mal olor, y un PH muy alcalino”, detalla.

Este padecimiento, agrega, es una de las principales causas de esterilidad y de enfermedad pélvica inflamatoria.

Por su parte, la infectóloga Hilda Hidalgo Loperena explica que la candidiasis vaginal es producida por el hongo Cándida y, generalmente, aparece en mujeres que han tomado antibióticos por largo tiempo, o bien puede ser la primera manifestación de la enfermedad diabetes mellitus.

“No es contagiosa, los síntomas son ardor, comezón y dolor, además, produce un flujo blanquecino; es tratable con antimicóticos orales o en forma de óvulos”, dice la especialista.

Ofrece sexo por boletos para la Serie Mundial

La pasión por el deporte lleva a muchos aficionados a realizar auténticas locuras para conseguir un boleto para ver a su equipo favorito: algunos acampan afuera de la taquillas para obtenerlo, otros pagan estratosféricas sumas en la reventa, pero Susan Finkelstein, aficionada a los Filis de Filadelfia, decidió que la mejor forma para ella era ofrecer sexo a cambio. La mujer de 43 años, originaria de Filadelfia, subió un anuncio a internet en donde dejaba entrever que se encontraba dispuesta a cualquier cosa a cambio de un par de boletos para la Serie Mundial, que empieza el miércoles y enfrenta a los Yanquis de Nueva York contra los Filis, actuales campeones. “Aficionada de corazón a los Filis -preciosa, alta, con mucho busto, rubia- está desesperada por dos boletos de la Serie Mundial. Precio negociable -¡soy del tipo creativo!, ¡Tal vez podamos ayudarnos mutuamente!”, decía el anuncio en la página Carigslist. Al verlo, las autoridades locales respondieron el anuncio a través de un elemento encubierto, quien tras charlar con Finkelstein la detuvo tras recibir insinuaciones sexuales, y le imputó los cargos de prostitución y otros delitos relacionados, además de que le cortaron su número telefónico, que ofrecía en la página de internet para contactarla. “La mujer de 43 años de Filadelfia ofreció al policía encubierto realizar varios actos sexuales a cambio de los boletos”, dijo la policía, según publica la página de la NBC. El abogado de la mujer alegó que los cargos eran exagerados, por lo que, probablemente, Finkelstein podría salir libre para ver el partido, aunque dejó en la mente de varios aficionados la pregunta: ¿qué estaría dispuesto a hacer a cambio de unos boletos?

CDH acusa omisión en el tema de sexoservicio

El ombudsman capitalino, Luis González Plascencia, indicó que la desatención y omisión de autoridades hacia el sexoservicio, permitió que éste creciera en toda la ciudad, a excepción del sur.

Informó que contemplan realizar un foro para buscar soluciones a los conflictos que se generan por el desencuentro de los derechos humanos de vecinos y de los mismos trabajadores sexuales. Aunque aún no se define la fecha, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) mencionó que se espera la participación de autoridades locales y especialistas en la materia.

Luego de un año de que fuera presentado el Informe Especial sobre Explotación Sexual Comercial Infantil en la ciudad de México, dijo que estaban a la espera de resultados, como los que derivaron en el ingreso de la Procuraduría a hoteles de Buenavista, la madrugada del pasado sábado, donde detectaron a siete menores que eran prostituidos. Además, en el operativo fueron detenidas 14 personas.

Por ese informe, la Procuraduría abrió una averiguación en la que se citó a funcionarios de la misma CDHDF a declarar para hacer las indagatorias.

González Placencia mencionó que buscarán una reunión con el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Agustín Torres, para que sea aceptada la recomendación 14/2009 que trata sobre la explotación de menores en esa colonia, así como mejorar el nivel de vida de sus moradores.

En dos ocasiones, la jefatura delegacional rechazó esa recomendación que le pedía que, como autoridad, tras conocer de conductas de explotación sexual infantil o trata de personas, interpusiera las denuncias correspondientes, argumentando que esa no era su competencia.