Los 5 lugares más escalofriantes del DF…

el

Desafiar al mismísimo chamuco como en las épocas virreinales, caminarlo, detenerte unos momentos ahí, esperar a ver qué sucede y luego proseguir tu camino, algo que antes solo los valientes podían cruzarlo. Es una callejuela angosta donde aún circulan autos. Tras la conquista, en el lugar se establecieron numerosos ranchos y haciendas, entre las que destacó la Hacienda  Mixcoac, cuyo casco todavía sobrevive. Mixcoac es uno tantos pueblos originarios del valle de México que inclusive aun cuenta con vestigios prehispánicos.

El callejón del Diablo dicen existe desde antes de la llega de los españoles, hoy es una calle de la ciudad pero en su tiempo fue una brecha arbolada, lúgubre que baja hasta el río decían que ahí se aparecía el mismísimo Satanás en forma de guajolote, si lo veías tenías que retroceder, pero si él retrocedía tú tenías que avanzar.

Es constante escuchar entre las conversaciones de los vecinos sobre la existencia del “Velador”  que nadie escúcha pero que se escucha su silbido.

Ubicación:

En la zona de Mixcoac, entre la Universidad Panamericana y el Colegio Simón Bolívar,  va desde la calle de “La Campana” hasta Río Mixcoac.

Casa Chata, Antiguo Palacio de la Inquisición.

palacio-inquision-df-aristegui-01

Fue mudo testigo de la forma en que fueron encarcelados, juzgados y castigados los mexicanos de ese tiempo, a quienes se les acusaba de practicar brujería o tener pacto con el diablo. Dato curioso  fue en este recinto donde José María Morelos y Pavón fue juzgado y encontrado culpable.

Durante la Colonia, en vez de darle al edificio el temeroso nombre de Inquisición, se le decía “la casa de la esquina chata” o “casa chata” Este edificio fue la sede del Tribunal del Santo Oficio. Se construyó en 1736 a pocos metros de la iglesia de Santo Domingo, dependía directamente del Consejo Supremo de la Inquisición, que era encabezado por el inquisidor general de España.

Fue tribunal y cárcel de la inquisición, sitio para bailes públicos, plantel del colegio militar, cárcel de reos políticos y militares y desde 1847 hasta mediados del siglo pasado, sede de la Escuela Nacional de Medicina. Actualmente alberga la exposición del Museo de la Medicina Mexicana, inaugurado el 22 de diciembre de 1980.

El museo en la actualidad esta conformado por 24 salas que contemplan desde la época prehispánica hasta el siglo XX las que se han dividido en: México antiguo, herbolaria, Siglo XVI, Siglo XVII-XVIII, Siglo XIX y XX, así como las salas de especialidades, botica esesarte, otorrinolaringología, radiología, y la sala del desarrollo humano, así como un gran espacio para actividades múltiples.

Ubicación.

Palacio de la inquisición- Museo de Medicina de la UNAM, República de Brasil No. 33

Casa de Don Juan Manuel Solórzano, el primer asesino serial de la ciudad.

casa-don-juan-manuel-aristegui-01

¿Disculpe usarse, sabe usted qué hora es? Si caballero son las 11 en punto, dichoso usted que sabe la hora en que muere. Esa era la frase con la que Don Juan Manuel de Solórzano asesinaba por mandato del diablo buscando a quién lo deshonraba como amante de su bella esposa.

También conocida como Casa de los Condes de la Torre y Cossío, la Casa de Don Juan Manuel es un bello edificio de tres pisos, cuyo exterior fue deliciosamente adornado con una fachada de tezontle y un conjunto de almenas en la parte superior, elementos que saltan a la vista, el diseño de la casa llama la atención por la disposición de un peculiar torreón revestido de azulejos poblanos.

Construido en el año de 1783, este inmueble perteneció originalmente a don Juan Manuel de Solórzano, quien tuvo un destino trágico, luego de verse atormentado por los celos: tras varios días de cuestionar la fidelidad de su esposa, este caballero acudió al diablo, quien le recomendó matar al primer varón desconocido que pasara por su casa a las once de la noche; una vez consumado el hecho, este personaje acudió nuevamente con el diablo, quien le comentó que se había equivocado de víctima y lo encomendó a repetir dicha práctica cuantas veces fuera necesario hasta dar con el adúltero en cuestión.

Luego de cometer varios crímenes el asesino acometió accidentalmente contra su sobrino, produciéndole un repentino deceso. Atormentado por el sentimiento de culpa, Solórzano se vio en la necesidad de confesarse donde debió cumplir con la penitencia de de rezar el rosario bajo la horca a las 12 de la noche; una vez cumplida esta enmienda, el cuerpo de este individuo apareció colgado la madrugada del tercer día.

Ubicación:

Calle República de Uruguay No 90 Casi esquina 20 de noviembre.

Isla de las Muñecas, Xochimilco

isla-muñecas-aristegui-01

Muchas de ellas mutiladas, pelonas, desmembradas proyectan un rictus adicional de terror que con el paso del tiempo la intemperie y han adquirido un aspecto todavía más macabro.

Arboles plagados de muñecas, que pueden observarse durante un viaje en lancha por los históricos canales de Xochimilco, se han convertido en amuleto para algunos supersticiosos y en terror para niños y adultos que pasan por allí, algo que muchas televisoras, revistas y periódicos del mundo han venido a plasmar.

“Isla de las Muñecas” se le conoce con ese nombre porque desde los años cincuenta Julián Santana un campesino de hortalizas empezó a coleccionar muñecas que encontraba en la basura para  protegerse del espectro de su sobrina que había muerto ahogada en su chinampa, por lo que durante años colgó cientos de ellas dizque para que no le hiciera daño.

Después de la muerte de Julián Santana en 2001 son muchos los turistas que llegan hasta este lugar para descubrir a las muñecas que cuelgan en Xochimilco.

 Ubicación:

Llegar por embarcadero de Cuemanco periférico sur, muy cerca de la pista olímpica Virgilio Uribe.

El Palacio Negro de Lecumberri.

palacio-lecumbrerri-aristegui90

 Su aspecto tranquilo y bien cuidado ya no deja mucho llamarle “Palacio Negro” el lugar que fue la cárcel más temida. Una gran fortaleza de piedra, circundada por torres y garigoliados, al estilo colonial. Su construcción comenzó en 1888, sobre el terreno que pertenecía a una familia de apellido Lecumberri.

La máxima vibra en la piel. Recorrer este lugar e imaginar cómo fue en los tiempos en que era la penitenciaría de México, donde dicen murió mucha gente en torturas realmente infrahumanas.

El Palacio negro de Lecumberri se encuentra ubicado al noreste de la Ciudad de México, en la Delegación Venustiano Carranza. El edificio fue originalmente construido como penitenciaria y actualmente es sede del Archivo General de la Nación desde 1982. Se inauguró el 29 de septiembre de 1900 por Porfirio Díaz, sirvió como penitenciaría desde ese año hasta 1976

Para enterarse un poco del las historias de dolor y degradación que se vivieron entre sus muros, pueden leer la novel El Apando, de José Revueltas, uno de los muchos que estuvieron presos ahí.

Otro recluso notable fue David Alfaro Sequeiros, Junto a uno de sus muros fueron asesinados el presidente Francisco I. Madero y José María Pino Suárez.

Originalmente planeado para albergar una población de 800 varones, 180 mujeres y 400 menores de 18 años. Contaba con 804 celdas, talleres, enfermería, cocina y panadería. Tenía un área de Gobierno, sección de Servicio médico y Salas de Espera. Las crujías tenían celdas para un solo preso con cama y servicio de sanitario. Durante sus 76 años como prisión, solo dos personas lograron escapar vivas, el primero fue el general de la Revolución mexicana Pancho Villa. El segundo fue Dwight Worker, un narcotraficante estadounidense.

Entre los prisioneros famosos con los que contó el Palacio de Lecumberri destacan David Alfaro Siqueiros, Heberto Castillo, el asesino de Trotsky Ramón Mercader, José Agustín, José Revueltas, Francisco Guerrero el chalequero y el escritor colombiano Álvaro Mutis.

Ubicación:

Sobre el Eje 3 Oriente, Eduardo Molina en la intersección con el Eje 1 Norte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s