Mi visión sobre los hechos del Movimiento Estudiantil México 68

el

De acuerdo a todo lo que se viene desatando de una época en la cual no solamente influye el gobierno de Díaz Ordaz, sino que también tocan temas de trasfondo, los cuales hacen de ese movimiento una lucha global, la cual desencadena en varios hechos que pueden ser factores para el cambio radical de un país como el nuestro o pueden solamente ser una revuelta que simplemente sirvió para tapar el verdadero objetivo de las agencias de inteligencia mundial.

A nivel mundial los acontecimientos que rigen esa época son parte de un sexenio fragmentado, perfectamente estructurado en el que figuran acontecimientos como el tratado de adhesión entre Gran Bretaña, Dinamarca, Irlanda y Noruega a la comunidad europea, la muerte de Francisco Franco terminando con una dictadura de casi 40 años en España, así mismo en Estados Unidos tenemos el fin del patrón-oro, los acuerdos monetarios de la Smithsonian Institution, el cese al fuego en Vietnam, el viaje de Richard Nixon a Cuba y la severa crisis energética por el escándalo Watergate. Por su parte América Latina también sufrió con los sangrientos golpes de estado en Chile, Argentina, Uruguay y Bolivia.

Pero si nos centramos en el movimiento estudiantil tendríamos que buscar más hechos de trasfondo, comenzando con Gustavo Díaz Ordaz, el cual era un informante nato de la CIA, desde que era Secretario de Gobernación en el mandato de Adolfo López Mateos, cabe aclarar que no fue el autor intelectual de la matanza de Tlaltelolco, aunque frente a toda la nación tuvo que asumir la responsabilidad que no le correspondía en ese momento, pero él era la cabeza de la institución y como tal tenía que dar la cara por un gobierno que fue repudiado por muchas décadas.

Debemos resaltar que Díaz Ordaz pertenece a un programa aplicado por la CIA llamado Litempo-2 en el cual se involucran acciones militares y operaciones de inteligencia en donde solamente pertenecían ciertos altos funcionarios del gobierno mexicano.

Podemos decir que el movimiento se deslinda de varios factores que se entrelazan y desencadenan en una matanza, primero comienza con la huelga de doctores y residentes del Hospital del 66, pero alguien se acuerda de los Ferrocarrileros en el 58, no, y saben porque, pues porque en esas dos confrontaciones con el gobierno no hubo un derramamiento de sangre, se necesitaban algunos mártires para condenar eternamente una operación la cual fue perfectamente manipulada por Luis Echeverría. Movimiento que le da acceso a la silla presidencial, porque si hacemos memoria no era la mejor opción que tenia Díaz Ordaz al momento de elegir a un sucesor y de hecho el mismo Díaz Ordaz le hace saber que había escogido mal; que gracias a él nuestro país se estaba hundiendo y próximamente se volvería una decadencia con la sucesión de su mejor amigo, incluso para mí amigo lector el peor de los presidentes de la época moderna ha sido López Portillo.

A lo que voy es que si matas sin pensar por los intereses de tu nación, el presidente en ese entonces da por seguro que tiene a un sucesor digno para que tome ese puesto, independientemente de que se gestaran otros problemas internacionales relacionados con lo mismo. Ahora quieren saber porque la CIA está metida en este asunto, porque como siempre toda la vida a los americanos les ha dado por prostituirse en cualquier país que lo demande, ellos pensaban que la revolución cubana venia de la mano con el movimiento estudiantil del 68, todos amaban a Fidel, y así mismo todos querían a Ernesto “El Che” Guevara, pero los ideales de estos dos individuos corren paralelamente.

Fidel solo quiso siempre el poder y porque Ernesto quiere unificar América Latina para hacer la solo un país, algo así como es ahora la Unión Europea, lástima que ese sueño haya sido simplemente un sueño, de haberse concretado los Estados Unidos de Norteamérica no serian la potencia que es hoy en día. Es por eso que entra la CIA como contingente para destruir toda revuelta y erradicarla con sumisión al menor costo.  Por otro lado la URSS no pierde el tiempo y financia la revolución de Fidel (el dictador), porque vamos esos ideales solamente los cree una persona sin cultura y sin avances morales y mucho menos tecnológicos, pero si vamos a la isla nos daremos cuenta que la mitad de la población sigue creyendo sus patrañas o peor aún lo ven como a un héroe.

Por otra parte Ernesto decide continuar con su proyecto, mientras que en México se empieza a generar diferentes choques entre varios movimientos, la verdadera razón de que todo cambie no ocurre aquí, si no en Morelia cuando el ejercito abate a toda la comunidad estudiantil al momento de estar haciendo una marcha, de hecho todos los universitarios querían que se les dieran mas privilegios en cuanto a la educación, la cual fue negada y a la apostrofe manchada con sangre.

Eso es lo que desencadena los diferentes hechos en el país, después en Monterrey ocurre algo similar y en las escuelas del Norte, como fue en Sonora donde también fueron disipadas las masas, es ahí donde entra en escena otra persona que jamás se relata en la política moderna, su nombre es Eugenio Garza Sada, para que todos entiendan es el fundador del Tecnológico de Monterrey y me dirán que tiene que ver este cuate con el movimiento del 68, pues muy simple, este “visionario” como lo llaman algunos es uno de los artífices de esa matanza, puesto que llega a un acuerdo con Díaz Ordaz para crear una universidad privada que contara con todo el capital para que fuera nombrada la mejor universidad del país, pero si ya existía la UNAM, para que hacer que compita con una privada, pues porque genera ganancias, recursos y estabilidad en el status social de las grandes familias de burgueses de la época.

Así mismo paralelamente en la Sierra Madre se gesta la guerrilla comandada por Lucio Cabañas el cual funda el Partido de los Pobres, los cuales luchan en la Sierra Cafetalera en un movimiento armado sin precedentes, apoyados por la KGB, para neutralizar al gobierno americano y expandir sus horizontes en México puesto que es el país puente y guía entre América Latina y América del Norte, a él se le quiere unir la liga de 23 de septiembre pero los intereses que ellos tienen son muy diferentes a esta liga la cual se dedica principalmente a desestabilizar al país con atentados, secuestros y otro tipos de operaciones que el mismo Cabañas no puede asumir y no pensaba vincular con ellos.

Paradójicamente, se vienen dando varias revueltas en el Distrito Federal, Luis Echeverría contacta al general Alfonso Corona del Rosal para que se encargue de toda la operación, lo primero que él hizo fue negociar con los dirigentes estudiantiles del 68 sin llegar a ningún acuerdo, pensó que las expectativas eran muy bajas y decidió junto con Ortiz Mena crear un grupo elite llamado los “Halcones” supuestamente para cuidar la seguridad de las Olimpiadas, pero con formas de trasfondo, el problema de la matanza de Tlaltelolco viene cuando varios de los dirigentes están inmiscuidos con la CIA, podemos constatar que ahora son dirigentes del PRD, entre sus múltiples puestos que alcanzaron podemos encontrar senadores, diputados, gobernadores, directores en escuelas públicas, todo por la mínima cantidad de llevar al matadero a jóvenes con los cuales jugaron para cada uno crear sus propios ideales.

Centrándonos en el 2 de octubre, se les informa a los dirigentes que ese día no vayan asistir a la plaza de las tres culturas, el Batallón Olimpia se encontraba cerca de la plaza y comienzan a rodear a los asistentes, no se sabe que existe el grupo elite Halcones los cuales se confunden entre los alumnos de la escuela, existen Francotiradores en la azotea en el Edificio Chihuahua, se cierran todas las salidas por parte de los policías del DDF.

Como ocurre todo, es muy fácil de verificar mi teoría, antes que nada se manda al general José Hernández Toledo como máxima autoridad para detener algún acto de violencia, él mismo había entrado a Ciudad Universitaria a detener a todos los agresores que trataban de darle un giro negro meses antes a la UNAM, bueno esa tarde él no sabe de la presencia de los halcones, tampoco sabe de los francotiradores que envía Corona del Rosal al edificio Chihuahua, se lanza una luz de bengala la cual surca los aires y es la señal para abrir fuego, pero los mismos francotiradores disparan hacia el ejercito, el primero en caer es Toledo herido en el pecho, se queda a cargo el primer sargento de línea Raúl Mendoza Cerecero, el cual no tiene mucha experiencia en el cargo puesto que llevaba 4 meses que lo habían transferido al batallón Olimpia, estando ahí puedo pensar que le ganaron los nervios al ver al General Toledo a punto de morir y decide abrir fuego en contra de los alumnos pensando que ellos empezaron la riña, obviamente todo orquestado perfectamente por Corona del Rosal, se le informa a Mendoza Cerecero 20 minutos después que tienen gente especializada en el mitin y llevan un guante blanco en la mano o alguna frazada, que no se les detenga y que trabajen con ellos para detener a la multitud se logra detener a Luis González de Alba, Gilberto Guevara Niebla, Tomás Cervantes Cabeza de Vaca, Sócrates Campos Lemus, así como los profesores Fausto Trejo, Heberto Castillo, Elí de Gortari y José Revueltas, entre otros.

Todos ellos con un buen puesto actualmente, ¿coincidencia? No lo creo. Lo que es un hecho es que toda esta parafernalia que se desato el 2 de octubre tenía otro fin, lástima que varios jóvenes de esa época creyeron que podían cambiar a su país con ideales, que feo saber que sus dirigentes los vendieron y peor aún que todo lo que oyeron en esos mítines no era más que puras patrañas, incluso así no entendieron los mensajes aun así dos años después se vuelve a suscitar después otro enfrentamiento en la rivera de San Cosme, llamado el Jueves de Corpus ahora con Luis Echeverría ejerciendo plenamente como presidente y como subalterno a nada más ni nada menos que Alberto el “Negro” Durazo, el cual se encargo de desaparecer a varios mexicanos durante la guerra sucia, uno de los principales genocidas de nuestro país, todo sigue estando vinculado, ahora regresemos a la vida de Eugenio Garza Sada, una vez que la liga 23 de septiembre se da cuenta que el hizo un mega negocio con Díaz Ordaz se dan a la tarea de secuestrarlo y en su intento fallido en la ciudad de Monterrey, se enfrenta con sus captores, dando como resultado su muerte en un crucero. Haciendo un paréntesis en este momento se me ocurre alguna idea muy divagadora o volátil como la quieran llamar, si tanto sufren las personas por la muerte de sus seres queridos, porque dejar pasar más de 30 años en la impunidad a Luis Echeverría, cuando más de 600 familias penan por sus hijos, como no pagarle con la misma moneda al ex presidente secuestrando a sus hijos y dándoles el mismo final. Son diferentes puntos de vista, pero es una solución a una frase muy común como lo es la de ojo por ojo, diente por diente. Regresando a los acontecimientos.

En la Sierra Madre Lucio Cabañas es alcanzado por el ejército mexicano comandado por el General Alberto Bravo Torres y cuando lo cercan, acaban con sus ideales y sus sueños, el toma su rifle M-12 se lo pone en la boca y acaba con su vida no sin antes decirles: “Hasta que se les hizo!… Pero les aseguro que no les voy a dar el gusto de que me maten ustedes” de inmediato dispara y el General Bravo corre hasta él para darle el tiro de gracia. Así se cierra el capítulo de la liga de los pobres mientras que la de 23 de septiembre trata de matar a Margarita Lopéz Portillo y ese es su último atentado y la desintegración del mismo, gracias a la guerra sucia, Durazo se encargo de desapareces y erradicar el problema. Volvemos a la estrofa anterior, porque no matar a la familia de Echeverría, al final Portillo solamente era el pelagatos de la mente más ingeniosa de esa época en cuestiones de montajes armados.

Como notas finales puedo decir que por crudo que se escuche, el movimiento del 68 le debe mucho a Díaz Ordaz. Mal que bien, le debe agradecer su tan cacaraqueada inmortalidad. Sólo los bautizos de sangre garantizan vida eterna, o por lo menos de 35 años de edad, que en este mundo tan cambiante y desmemoriado ya es mucha vida.

Hay que dejarse de tonterías: de no ser por Tlatelolco nadie recordaría hoy en día el 68. ¿Qué se recuerda de ese movimiento? ¿Alguien conoce el limitadísimo pliego petitorio de los estudiantes? ¿Qué tanta gente se acuerda la fecha de la multitudinaria manifestación del Zócalo, apoteosis del movimiento? El día que se recuerda, tradición cristiana al fin, es y será siempre el del martirio, no el de la apoteosis. Sin martirio no hay recuerdo ni memoria. De no haberse derramado sangre en la Plaza de las Tres Culturas casi nadie recordaría hoy el 68. Díaz Ordaz cometió una pifia histórica para su causa, pues le otorgó al movimiento su certificado de inmortalidad y se condenó a sí mismo a los infiernos, aunque hoy en día sigue teniendo avenidas y bulevares que llevan su nombre.

Díaz Ordaz no salvó al país, ni se salvó a sí mismo de nada, el movimiento no hubiera podido derrocarlo y ni siquiera tenía la capacidad de suspender o alterar las Olimpiadas. Tarde o temprano el ímpetu se hubiera extinguido, los jóvenes hubieran regresado a sus casas y los muertos de la Plaza de las Tres Culturas serían hoy en día burócratas panzones o somnolientos diputados perredistas a punto de jubilarse sin pena ni gloria. ¿Qué quedaría del 68 sin Tlatelolco? Lo mismo que queda del movimiento ferrocarrilero del 58 o la huelga de los doctores del 66 ¿Alguien se acuerda de ellos? No, porque no hubo sangre.

Sin duda el Mosh y los chicos CGH rogaban porque Zedillo les regalara un mártir durante la toma de la Universidad, pero aquel 5 de febrero del 2000, Arellano Noblecía y la PFP se aventaron un jale limpiecito, sin una sola gota de sangre y resulta que hoy en día nadie se acuerda que hace muy poco la UNAM estuvo tomada por más de 8 meses. En cambio, si hubiera habido un muerto, el Mosh y los suyos hubieran asegurado la inmortalidad. No me queda la menor duda de que cada 2 de octubre seguiremos escuchando otra vez todo tipo de consignas: Que se haga justicia, que el crimen no quede en la impunidad, que la sangre de los jóvenes no se haya derramado en vano, que se diga la verdad, que se abran expedientes, etc.  Grandes fotos en La Jornada de las manifestaciones del CGH y las ofrendas florales, unas cuantas editoriales incendiarias y ya. El 3 de octubre al mediodía se habrá olvidado, una vez más el 2 de octubre pasara sin pena ni gloria hasta el año entrante. Ni siquiera veo que se pueda organizar con éxito una meada colectiva en la tumba de Díaz Ordaz o que se logre, cuando menos, quitarle su nombre a ese enorme bulevar tijuanense y cambiarlo por el de Mártires del 68. Digo, mínimo para que logren algo a parte de llorar y rasgarse las vestiduras. ¿Será mucho pedir?

Por último ustedes comentaban en clase que el cambio llegó cuando inició el movimiento del 68 y que ahí cambia la historia mexicana, yo pienso que eso no es cierto que hay que leer un poco más para saber de qué se está hablando y tal vez sea una falta inmoral de nuestra parte que lleguemos a decir que estas cosas no nos interesan, porque si no tienes un pasado no puedes crear un futuro, y el verdadero cambio no viene ese 2 de octubre, si no hasta el día en que Ernesto Zedillo cede más de 80 años de ocupación priista sin un mínimo derramamiento de sangre y ojo no es que sea PANISTA, al contrario, que estúpidos fuimos cuando votamos por el señor Fox, porque Zedillo le dejo todo en charola de plata con un programa de crecimiento del PIB de una manera avasallante y el muy estúpido lo dejo ir por la borda con sus incorrectos “aciertos políticos”, entonces es ahí donde viene el verdadero cambio, puesto que antes en todos los sexenios se derramo sangre, desde la revolución hasta la época de Salinas de Gortari.

Lástima que nunca leemos porque si no, nos daríamos cuenta que el 68 solamente fue una “plataforma” político para los dirigentes de la clase media y media alta, el cual les conseguiría la entrada en las altas esferas de la sociedad mexicana. En cuanto al cambio mundial, Fidel consiguió su islita y Ernesto murió con sus ideales, mismos ideales que compartía con Echeverría y Portillo, mismos ideales que los hizo cambiar cuando tuvieron el poder, pero no solamente existen estos movimientos, alguno de ustedes sabe que fue el golpe de Tucumán, el Rosariazo o el Cordobazo, algún listo dirigente lo vio y aplico a su conveniencia, ya que ahora dirige una sede del gobierno, burlándose de nosotros sin saber que es el verdadero autor intelectual del 68.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s